Dorada Cedeira - Apeixeira



DORADA

 

Especie: Sparus Aurata

Procedencia: Cedeira

Dorada o también llamada Pargo Dorado, Zapata morisca, Chacarona morena o Zapatilla. Es un pescado blanco o semigraso y de agua salada. Pertenece a la familia Sparidae. Normalmente habitan agrupadas en bancos en aguas poco profundas de fondos arenosos o rocosos, entre los 5 y 30 m de profundidad, aunque pueden llegar hasta los 150 m. en época de reproducción.

Se captura de forma artesanal con palangrillo, trasmallo y línea.

Características:

La Dorada tiene el cuerpo ovalado, alto y comprimido. La cabeza es grande y redondeada y los labios gruesos. Entre los ojos y alrededor de estos tiene una ancha banda de color dorado que es la responsable de su nombre. Igualmente presenta una mancha negra detrás de los opérculos, a la altura del inicio de la línea lateral. En la primera fila de dientes tiene 6 colmillos puntiagudos, y posee fuertes mandíbulas, tiene una sola aleta dorsal y las pectorales son largas y acabadas en punta. La aleta caudal tiene una banda negra. El color del dorso es verde azulado, el vientre plateado y con los flancos amarillos grisáceos.

La Doradas son muy sensibles a las temperaturas frías, por lo que pueden morir a causa de un descenso brusco de las mismas.

Se alimenta de gusanos, peces, crustáceos, moluscos, y en ocasiones come algas y plantas verdes marinas. Le encantan todos los crustáceos, desde quisquillas y camarones hasta cualquier tipo de cangrejo marino. Su dentadura es tan fuerte que un individuo de mediano tamaño de esta especie es capaz de triturar ostras, almejas o berberechos con una facilidad pasmosa. Su boca y sus mandíbulas están diseñadas para vencer las corazas con las que se protege el marisco.

Por su contenido moderado de grasa se trata de un pescado semigraso y, por tanto, de bajo aporte energético, por lo que si se cocina de manera sencilla y con poca grasa, su consumo es adecuado en dietas de control de peso. Destaca su contenido modesto en proteínas de alto valor biológico. Su carne supone un aporte interesante de potasio y fósforo; moderado de sodio y magnesio.

Entre las vitaminas del grupo B, tan sólo merece mención especial la niacina o vitamina B3, cuyo contenido en la dorada es intermedio frente a otros pescados, y la B12. Coincide con otros pescados semigrasos como el besugo o el cabracho en su contenido moderado de vitaminas liposolubles, A y E, que se acumulan en su hígado y músculo.

Follow by Email
Facebook
LinkedIn